¡Conseguí ya tu producto online!

Quemaduras: cómo prevenirlas en tu casa

¿Cuántas veces se nos salpicó agua hirviendo? ¿O justo tocamos una fuente caliente del horno? La mayoría de las quemaduras suceden en el hogar.

Por eso, Cicatricure te cuenta cómo actuar ante una quemadura en casa y te brinda algunos consejos para estar alertas.

Las quemaduras son las lesiones que se producen en la piel al entrar en contacto con diferentes grados de fuentes de calor. El fuego o líquidos hirviendo son las causas más comunes.

También por estar en contacto con bajas temperaturas, electricidad o agentes químicos o como consecuencia de la radiación (principalmente la exposición al sol), de la fricción con otra superficie - tal como el pavimento, las alfombras o el pasto-. 

Las más leves son las de primer grado: provocan inflamación y dolor, pero sólo afecta la capa superficial de la epidermis. Las de segundo grado, derivan en enrojecimiento y presencia de ampollas en la epidermis. Por su parte, las de tercer grado, abarcan tejidos más profundos y las quemaduras se denotan de color blanco. Las más graves son las de cuarto grado que afecta a los músculos, tendones y ligamentos. 

Apenas sufrís una quemadura, aplicá agua fría durante varios minutos. Esto hace el daño no se expanda y alivia el primer dolor. Después, limpiá la herida para que no se infecte. En el caso de que sea muy profunda, cubrí con una gasa estéril y consultá a un médico.

Una vez cicatrizadad la herida, podés usar Cicatricure Gel para Cicatrices que estimula la regeneración de las fibras de colágeno del tejido cutáneo e hidrata la piel. Con su uso a largo plazo, lograrás disminuir visiblemente la longitud, el grosor y la coloración de la cicatriz. 

¿Algunos consejos?

  • Usá guantes y otras ropas protectoras al manipular productos químicos. 
  • Poné tapas sobre cualquier enchufe eléctrico que esté al alcance de los niños. 
  • No fumes en la cama y deshacete de las colillas con cuidado.
  • No cocines con ropa muy suelta o floja.
  • Deslizá la tapa de algo (de una cacerola, por ejemplo) para apagar un incendio pequeño en la cocina.
  • Cubrí los enchufes para evitar que los bebés y niños pequeños sufran quemaduras.
  • Reemplazá aquellos cables o extensiones eléctricas que estén desgastados o dañados.
  • Guardá los fósforos y los encendedores lejos del alcance de los niños.
  • No dejes velas prendidas al salir del ambiente.

Dejanos tu comentario

Dejanos tu comentario

Conectate con Facebook

O ingresa tus datos

Ingresar
Subí tu foto
Enviar comentario

Enviando tu comentario...

¡Gracias por tu comentario!

Pronto lo verás reflejado en el sitio

Elige una foto

Selecciona el encuadre moviendo la imagen y ajustando el zoom

Aceptar
¡Conseguí ya tu producto online! ¡Conseguí ya tu producto online!